Se encuentra usted aquí

La historia tras la pesadilla psicodélica de Neurosis

La historia tras la pesadilla psicodélica de Neurosis

Hablamos con Steve Von Till
Sábado 11 Noviembre, 2017
La historia tras la pesadilla psicodélica de Neurosis

Son más de 3 décadas, once elepés a sus espaldas y ética innegociable. Cada jugada está calculada al minuto y del shock visual de sus presentaciones de antaño pasaron a un arsenal de aterradoras texturas sonoras. Neurosis es un monstruo en extinción y hace años corre solo en los senderos más oscuros del underground. Cada ciclo de su historia es ilustrado con un álbum desafiante y arrebatador, el más reciente “Fire Within Fires”. Aprovechando el impacto provocado por su primera serie de presentaciones en Sudamérica, nos contactamos con Steve Von Till, cantante y guitarrista de estas bestias californianas.

¿Qué sabes de Sudamérica en términos culturales?

Steve Von Till: Me averguenza decir que no mucho. He oído algo de música folk indígena, pero no te podría decir con exactitud. Por supuesto que conozco algunas bandas que han impactado en la escena metalera en Norteamérica como Sepultura y Ratos de Porao.

De hecho ustedes compartieron escenario con Sepultura y otras bandas grandes en el primer Ozz Fest. ¿Cómo fue para un número underground como ustedes obtener ese nivel de exposición? También participaron el año siguiente.

Eso fue hace 21 años y resultó ser una de nuestras primeras experiencias en festivales. Siempre es bueno para nosotros encontrar unos cuantos freaks a la vuelta de la esquina en búsqueda de algo más pesado y profundo.. Musicalmente, nunca encajamos en ningún tipo de mainstream, pero, ocasionalmente, nos gusta tocar en frente de gente que no tiene idea de nosotros y el underground. La razón principal por la que queríamos ir al Ozz Fest el 97 fue para ver a Black Sabbath tocar un mes completo (risas). Fue importante para nosotros por otras razones también, ayudándonos a mostrar nuestro sonido a esa gente que no tenía idea de la existencia de una escena subterránea. Además fue educativo para nosotros para saber lo que odiamos y rechazamos de la industria musical.

En ese tiempo “Through Silver Blood” fue lanzado y muchas cosas cambiaron para ustedes. ¿Qué recuerdas de ese período creativo?

Ese disco, como cualquier álbum que vino antes y después, fue un paso importante en nuestra evolución. “Through Silver Blood” y el tour tras él fue un largo viaje y ayudó a formarnos como personas y banda, además de impactar nuestras futuras decisiones luego de pasar un período bastante negativo.

¿Lo sientes como un punto de quiebre en tu historia?

No lo vemos necesariamente de esa manera. “Words As Law” fue super rupturista para mucha gente en nuestros comienzos. ”Souls At Zero” cambió todo, sónicamente, y el mundo comenzó a abrirse para nosotros en los siguientes dos discos. “Through Silver Blood” nos introdujo en el mundo del metal a través de los sellos con que trabajamos en la época, aunque no nos consideraban metaleros, nosotros comenzamos a cambiar la mente de la gente con música pesada y original.

En su historia, ustedes han reinventado varias veces la puesta en escena. Hay toda una evolución en sus visuales y la intención tras ellas.

En 1991, nosotros comenzamos a experimentar usando filmes y diapositivas para crear una sobrecarga sensorial con nuestro primer artista visual, Adam Kendall. La idea fue llevar a cabo eso con el volúmen e intensidad física y emocional de la música, combinada con llamas veloces y originales para impactar el público y abrir sus sentidos hacia un estado primario. Hemos trabajado con cineastas underground, también robamos grabaciones de filmes independientes y documentales, además de usar técnicas psicodélicas de los años 60 para crear nuestra pesadilla. Esto fue antes de los computadores y proyectores modernos. No muchas bandas se esforzaron tanto por crear tales cosas, mientras que nosotros profundizamos en ello. Usamos dos proyectos fílmicos de 16 mm y 6 proyectores de diapositivas con luces coloridas en movimiento y luz estroboscópica. También nos ayudó a crear nuestro espacio sin importar en qué club tocábamos. Cada noche nos apropiábamos de los locales.

Entre 1999 y el 2000 perdimos a nuestro segundo encargado de las visuales, Pete Inc. y nosotros comenzamos a trabajar con Josh Graham. Por ese tiempo, muchas personas ya tenían laptops, nosotros no girábamos como antes y los video proyectores estaban poniéndose suficientemente poderosos y disponibles en los clubes que nos acogían. Entonces, cambiamos netamente al video proyector lo que nos dio mayor control. Con Josh desarrollamos un ambiente más limpio, sincronizado y menos caótico, lo cual se presto para reflejar nuestras emociones de ese momento.

Luego, el 2012, nos dimos cuenta que el mundo había cambiado y nuestra esencia de ser multimedia y perturbador para los sentidos se había esfumado. El mundo entero es multimedia y nosotros estamos constantemente mirando pantallas como la de nuestros smartphones. Así que decidimos sacar todas las imágenes y dejar que la música hable por sí sola.

¿Qué otros factores influencian esa oscuridad de Neurosis?

La vida, los juicios y victorias. El mundo natural y cómo nos conectamos con él. Temas del alma y el corazón, las confusions de la mente. Todo lo que implica ser humano.

Neurosis no es un trabajo a tiempo completo para tí y el resto de tus compañeros. ¿Cómo te has organizado en estos años? ¿Se te ha hecho más complicado salir de gira en esta década?

Nosotros solo tocamos 25 conciertos por año y tenemos buenas relaciones dentro de nuestros trabajos. lo cual nos permite salir a menudo. Yo enseño en una escuela, Scott es ingeniero en sonido en un teatro shakesperiano, Dave es jefe de bodega, Noah es ingeniero de grabación y Jason administra una tienda de serigrafía. Lo manejamos bien.

Siguiendo con su presente,“Fire Within Fires” muestra un lado único de melodías y armonías comparándolo con tus trabajos anteriores. ¿Qué los motivó a incorporarlas?

Es difícil definir de donde viene la inspiración, está simplemente ahí en el universo esperando ser interpretada por nosotros. También esperamos abrir un nuevo territorio sónico y empujarnos a otros niveles artísticos. Nosotros nunca deseamos estancarnos, eso sería el fin de una banda como la nuestra, cuya música es materia espiritual. Creemos que hemos dado con un espíritu único de sonido que proveerá inspiración eterna. Quisimos dejar un legado musical que nos ayudara a mantenernos cuerdos en un mundo de locos. Conectar con algo más grande que nosotros.

¿Qué le dirías a los fans sudamericanos que han esperado tanto tiempo por Neurosis?

Daremos una presentación honesta e intensa. Lo dejaremos todo arriba del escenario

Francisco Reinoso

Neurosis se presenta en Blondie el domingo 10 de diciembre. Entradas a la venta a través de Sistema Ticketek 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado