Se encuentra usted aquí

Green Day, infatigables

Green Day, infatigables

Una ráfaga de punk pop
Green Day, infatigables

Domingo 12 de noviembre, 2017
Estadio Bicentenario de La Florida

No sólo es una travesía por los clásicos de su repertorio clásico y las novedades de su cancionero actual. Un concierto de Green Day también es una prédica basada en el ejemplo. El mensaje: lanzarse de lleno a la música sin escatimar energías. Desde los primeros instantes de su regreso a Chile, la banda no guardó oxígeno en el tanque para después, aun sabiendo que la jornada sería maratónica, cercana a las tres horas de duración. En menos de quince minutos, el trío desplegó una serie de recursos humanos y técnicos que otras agrupaciones hubiesen dosificado con un cuentagotas. Bastó ese rato para que hicieran uso de su cotillón tamaño industrial, así como de unas llamaradas que salían despedidas desde ambos lados del escenario. Artificios al servicio de un grupo que no se vale de ellos para encubrir alguna deficiencia causada por el paso del tiempo. Nadie en su sano juicio podría hablar de desgaste tras ver a Tré Cool tocando un redoble en modo turbo sin trastabillar, o al emoji viviente llamado Mike Dirnt haciendo temblar el piso del Bicentenario con su bajo musculoso. Para qué hablar de Billie Joe Armstrong, cuyo brío dejaría en vergüenza a un veinteañero.

Acorde a su formación punk, que nunca ha dejado de ser su base ideológica pese a que musicalmente lo superaron hace años, los estadounidenses hacen que todo se vea fácil de hacer. Sin embargo, el fan que subió al escenario a cantar 'Longview', un ritual de sus shows, hizo notar sin querer que las cosas están lejos de ser simples: caminó un poco por la tarima y se quedó sin aire para seguir. No se esperaba que fuese Pavarotti, y en el calor del momento poco importó la capacidad respiratoria del afortunado asistente, pero fue un pequeño recordatorio de que ofrecer un espectáculo de gran magnitud tiene su ciencia y Green Day son doctores en la materia. Amo y señor de la situación, el infatigable Armstrong ejerce el rol de maestro de ceremonias con propiedad. Las emociones del público quedan en sus manos. Polifacético, provoca un escalofrío generalizado cantando 'Boulevard of Broken Dreams' y al rato payasea regalando poleras con un lanza camisetas como el que mató a Maude Flanders; emociona hasta las lágrimas a los adolescentes de los noventa con una dupleta letal de "Dookie" ('When I Come Around' y 'She') y también se manifiesta contra el sexismo, el racismo, la homofobia y, era que no, Donald Trump. A lo largo del show, probablemente nunca pasaron más de diez minutos sin que gritara "Viva Chile" o "Viva la revolution". En 'Holiday', de hecho, lanzó un "this is Chile" digno del Rey Leonidas defendiendo a su amada Sparta.

Luego de explotar en los noventa y hacerlo de nuevo en la década siguiente, Green Day atraviesa un momento de muchas satisfacciones. Su tercer concierto en Chile fue una invitación a compartirlo. Casi de entrada, aclararon que no sería un encuentro dedicado a la política, sino a la celebración del amor, la pasión y la locura, en palabras de su cantante. Más de alguno podría reclamar que por qué ahora, cuando urge un alzamiento de voces críticas como la de "American Idiot", el grupo opta por un enfoque más alegre y liviano, pero la biografía reciente del trío explica su decisión. Cómo pedirles que no monten un festejo si "Revolution Radio", su último disco, representa su airosa salida de una grave crisis interna. Que Billie Joe esté en La Florida cantando su nuevo himno de sobrevivencia, 'Still Breathing', es una gracia en sí misma considerando que hace no mucho el vocalista estaba a muy mal traer. Y hablando de gracias, Chile se llevó la distinción de ser uno de los pocos lugares en donde han sonado últimamente 'Stuck with Me' y 'Geek Stink Breath', dos temas de "Insomniac" que llevan años en la banca. Así de profundo es el cancionero de unos cuarentones que, por haberse atrevido a empezar siendo niños de catorce, ahora son músicos veteranos y al mismo tiempo hombres todavía jóvenes. Todo lo que hace Green Day es una incitación a pescar un instrumento y formar una banda con los amigos. Nada más simbólico que la guitarra que le regalaron a un fan, tal como lo han hecho siempre. Inspiradores.

Andrés Panes
Fotos: Peter Haupt Hillock

Galería Asociada: 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Green Day Green Day lanza canción inédita, 'Back in the USA' 3 días 11 horas
Galeria Green Day Green Day - Revolution Radio Tour 2017 1 semana 2 días
Artículos Green Day Green Day: Demasiado para el punk 1 semana 2 días
Novedades Noel Gallagher piensa que Dave Grohl, Josh Homme y Green Day hacen música aburrida 1 semana 3 días
Novedades Green Day Streaming: A 19 años del debut de Green Day en Chile 2 semanas 3 días