Se encuentra usted aquí

Devendra Banhart: Estilo libre

Devendra Banhart: Estilo libre

Un solista de la casa en un nuevo encuentro con Santiago
Devendra Banhart: Estilo libre

Domingo 3 de septiembre, 2017
Teatro La Cúpula

Devendra Banhart y su banda están tocando 'Jon Lends a Hand', una de las canciones más sosegadas de "Ape In Pink Marble" (2016), el disco que anoche lo trajo nuevamente a Chile. De pronto, el venezolano-estadounidense se pone a intercalar fragmentos de 'My Sweet Lord' de George Harrison dentro de su propia canción, y cuando la termina, se larga de lleno a interpretar el clásico del Beatle silencioso, o mejor dicho, las partes que recuerda de él. La espontaneidad de la situación fue la tónica del concierto: entre la soltura natural que posee Banhart, la complicidad que tiene con su grupo y el propio diseño del espectáculo, había pasajes en los que todo parecía el fruto de la improvisación. En cierto punto, el solista preguntó si algún músico en el público tenía un tema recién compuesto que quisiera compartir, y así fue como un cantautor de Valparaíso subió a la tarima, sorprendido al igual que muchos en la audiencia. Se trataba, sin embargo, de una costumbre ya establecida en las presentaciones del espigado artista.

Apegado a la idea de que menos es más, Banhart priorizó un enfoque minimalista en su puesta en escena, desde una iluminación tenue hasta ejecuciones muy reposadas con un grupo de apoyo que no estaba ahí para lucirse, sino para hacer que las canciones mantuvieran su deliciosa cadencia, actualmente el rasgo fundamental de un repertorio que acusa las raíces caribeñas de su autor, aunque expresadas sin la actitud dionisíaca que se asocia a los ritmos de esos lares. Para apreciar el trabajo en vivo de la otrora estrella del freak folk, conviene señalar que, en su concepción del oficio musical, los recitales son una instancia para hacer que siga creciendo lo que viene envasado en el disco. Por eso hizo que La Cúpula, a ratos, fuese como un taller de artesanía sonora abierto al público.

Devendra Banhart crea una atmósfera sumamente placentera en sus conciertos. Entra congraciándose al criticar la división con los espectadores y la falta de cercanía que conlleva, y cual Jodorowsky, le aconseja a la audiencia que llegue a su casa y perdone a alguien que no lo merezca. Es un encantador de serpientes, capaz de domar a cualquier bestia con su tono apaciguado y con ese carisma que lo posicionó en la década pasada como un referente hipster. También mostró su sentido del humor, interpretando pedacitos ínfimos de canciones que le pedían a gritos ('Brindo', 'Santa Maria da Feira'). Pese a que gran parte del magnetismo que ejerce se debe al culto a su personalidad, Banhart mostró que tiene argumentos suficientes como para apoyarse sólo en su voz y su guitarra. Difícil resistirse al influjo de 'Negrita' o 'Sad Lady' en un contexto tan apropiado para ellas como un encuentro íntimo y a media luz con el seductor que las escribió.

Andrés Panes
Fotos: Juan Pablo Maralla

Galería Asociada: 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Galeria Devendra Banhart Devendra Banhart 3 meses 2 semanas
Novedades Devendra Banhart Devendra Banhart: Su regreso a Chile ya tiene fecha 7 meses 3 semanas
Novedades Comparte la revista Rockaxis #163: La despedida de Black Sabbath 1 año 1 mes
Discos Devendra Banhart Ape in Pink Marble 1 año 2 meses
Novedades Devendra Banhart Esto es 'Saturday Night', lo nuevo de Devendra Banhart 1 año 3 meses