Se encuentra usted aquí

Desmitificando a Steve Vai

Desmitificando a Steve Vai

Una reapreciación del guitarrista
Desmitificando a Steve Vai

Viernes 9 de junio, 2017
Teatro Cariola

1. Mito: la música de Steve Vai es demasiado cerebral. El que diga eso probablemente nunca se ha expuesto al impacto físico que causa 'Bad Horsie' en vivo. La canción que abre "Alien Love Secrets" (1995), tal vez la más metalera del guitarrista, fue la elegida para iniciar la ceremonia. Sonó como un músculo en plena flexión, carnal a más no poder dentro de su poderío, muy fiel a la versión de estudio. Golpeadora, debe ser una de las pocas piezas en las que el neoyorquino, naturalmente inclinado a despegarse del suelo para encontrar alturas que le permitan contemplar el mundo, mantiene los pies sobre la tierra y ejerce un peso que se mide en toneladas. Se trató de un apronte de lo que vendría: un viaje guiado por las veloces manos de Vai, capaces de alejarnos de la realidad alterando nuestra percepción. En ese aspecto, verlo es una experiencia que tiene tanto que ver con lo sensorial como con las neuronas. A cargo suyo, la guitarra es tan expresiva que nunca se extraña la presencia de un frontman. Atrae, comunica, emociona, pero sobre todo, desafía a la realidad deformándose como la cuchara de "The Matrix".

2. Mito: Steve Vai es aburrido y serio. Quienes lo caricaturizan así por ser virtuoso seguramente nunca le han prestado atención. Esa gema del hard rock llamada 'The Audience Is Listening' tiene el mismo sentido del humor de los Beastie Boys en "(You Gotta) Fight for Your Right (to Party!)" o de Twisted Sister en 'We're Not Gonna Take It'. Cuadra a Vai con los jóvenes en su eterna pugna contra los adultos, situándolo en una fantasía colegial en la que ensordece a su profesora tocando a todo volumen. En su calidad de corte icónico de "Passion and Warfare", el disco de 1990 cuyo aniversario y reproducción íntegra motivaron el concurrido encuentro a tablero vuelto, sorprende que sea tan fácilmente ignorada a la hora de meter a su autor al saco de los tontos graves de la guitarra que siempre andan con la cara larga. Deberían ver cómo se divierte con Joe Satriani en 'Answers'. A través de un video previamente grabado, discípulo y maestro se baten en un duelo marcado por el payaseo casi tanto como por la perfección técnica. En cierto punto del show, Vai se ríe de sus propios bailecitos al tocar, confesando que su esposa llama "dick shit" a los pélvicos movimientos de su espigada humanidad.

3. Mito: la música de Steve Vai es fría. Ahí está para negarlo por completo 'For the Love of God', una obra maestra, sublime, pasional hasta decir basta. Una canción que, en su versión original, muestra al guitarrista conectado a su espíritu a través del ayuno por varios días. En vivo, Vai la reproduce fielmente y añade al final un poco de lisergia heredada de Jimi Hendrix. Queda claro por qué es una de las piezas fundamentales de su repertorio: amerita un espacio en la lista de cosas que un auténtico melómano, independiente del gusto personal, querría ver antes de morir. Cuando Steve Vai recuerda "Passion and Warfare", no sólo está formando parte del circuito de la nostalgia, sino que también está compartiendo algo tan íntimo como el recuerdo de su florecer artístico. De paso, hace justicia: en su momento, no salió de gira con el disco. 27 años después, todavía es una buena idea ponerse al día. La emoción que contiene carece de una fecha de vencimiento.

Andrés Panes
Fotos: Peter Haupt Hillock

Galería Asociada: 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Sepultura Sepultura viene a Chile a presentar "Machine Messiah" 1 día 4 horas
Novedades Anathema Se agotan las entradas para el regreso de Anathema a Chile 1 semana 3 días
Shows Ases Falsos Ases Falsos: Vuela con tu imaginación 1 semana 4 días
Novedades Electrodomésticos Electrodomésticos abrirán la visita de The Psychedelic Furs 1 semana 4 días
Novedades Kuervos del Sur abrirá el concierto de La Vela Puerca 1 semana 5 días