Se encuentra usted aquí

“Cachipún”: el camino de los cantores

“Cachipún”: el camino de los cantores

Joe Vasconcellos, Nano Stern y Juanito Ayala dieron un show soñado
“Cachipún”: el camino de los cantores

Viernes 9 de junio, 2017
Teatro Nescafé de las Artes

Piedra. Papel. Tijera. Si tuviéramos que definir cada opción de este famoso juego de elección aleatoria, con algo característico del trío de músicos nacionales que se reunieron para este proyecto, la cosa quedaría más o menos así: la piedra sería Juanito Ayala, el ex-Juanafé que nunca ha tenido problema con escribir insobornables versos de crítica social; el papel sería Joe Vasconcellos, el compositor más experimentado, cuyo bagaje en la música popular es el lienzo sobre el que se escribe este capítulo de fusión; y finalmente la tijera sería Nano Stern, excelso instrumentista de cuerdas, capaz de cortar el ambiente a punta de sus filosos y virtuosos arpegios y rasgueos.

Tal como el juego, este tridente de cantores es libre de combinación. Su propuesta es la muestra en crudo de lo que han sido sus raigambres sonoras, de la herencia de la música ancestral latinoamericana que ha permeado en sus trabajos solitarios, y que ahora las comparten para construir un proyecto en común. Lo que comenzó como una junta para ensayar, entre amigos, decantó en ir componiendo canciones en conjunto, saliendo de aquel ejercicio ‘Agua viene, agua va’. Luego, lo obvio: presentar todo el trabajo de reinvención de sus cancioneros en vivo.

Ya en escena, la fotografía es elocuente. Una veintena de instrumentos de cuerdas y percusión repartidos sobre un escenario que sólo los espera a ellos tres. En el inicio, Joe ingresa con un birimbao. Se ubica al centro, detrás de varios tambores (parlantes, timbales y congas) y comienza un canto primitivo, pausado, onomatopéyico. Como un mantra. Se le une Nano Stern, que con su charango lo acompaña en el rito inaugural. De pronto, los acordes ya suenan familiares. La escogida para empezar fue ‘Hijo del Sol luminoso’, ese enorme himno de Vasconcellos que naciera en la época cuando asumió la tarea vocal en Congreso. En medio de esta nueva versión minimalista, entra Juan Ayala, con un ukelele para seguir matizando la interpretación

Hay comodidad y complicidad entre los músicos. Ninguno queriendo tomar más protagonismo, sino que siendo muy respetuosos de sus espacios, ya que el setlist iba alternándose entre canciones de cada uno. También van sucediéndose en el canto y hacen algunas frases juntos, de una forma muy auténtica, donde –consientes o no- se privilegió que cada uno mantuviera sus timbres y colores vocales, por sobre una mimetización coral tipo Quilapayún, que podría haber sido un referente.

De esa manera, pasó una versión actualizada, escrita por Stern, de la famosa mazurca de Violeta Parra que  –la ‘Mazúrquica Posmodérnica’, la rebautizó- , con una reflexión actual sobre problemáticas sociales, manteniendo la técnica metatónica y convirtiendo las palabras del final de los versos en esdrújulas.

Para dar cierto protagonismo a cada músico, el show se corta en dos momentos, donde van quedando en solitario para interpretar parte de su cancionero (que queda reducido a su mínima expresión). Una decisión que le resta fuerza a la propuesta. Por ejemplo, la versión de ‘La Bala’ de Ayalá, se sintió deslucida a pura guitarra, aún cuando tuvo un mix con ‘Mal Bicho’ (Los Fabulosos Cadillacs). Misma suerte corrió para ‘Navegando’ y ‘Solo por esta noche’ de Joe; y ‘Festejo de color’ y ‘Carnavalito del cienpiés’ de Nano. Y quedaron chicas porque el golpe que dan al comeienzo es noqueador. Y porque la propuesta funciona con los tres en escena.

El trío en plenitud es el alma de “Cachipún”. Sus canciones ya conocidas, con los nuevos arreglos, adquieren otra identidad. Pasó con ‘Mágico’, y Joe pidiéndole al público que deje el “Mal de Kreutzberger”, algo así como la ansiedad del aplauso antes de escuchar el ritmo de la canción. Pasó con ‘Chiquitita’, y Ayala peluseando en la intro, caricaturizando las presentaciones de los vocalistas reggae, y haciendo un saludo a la bandera con un extracto de ‘Querida’ de Juan Gabriel.  Y pasó de forma magistral en la pegada que hicieron con ‘La raíz’ y ‘Huellas’, las mejores de la noche, con libertad para improvisaciones que dieron paso a momentos casi folk-sicodélicos-sudaca. Y Vasconcellos dándose un gustito: haciendo percusiones con un instrumento azteca.

Otras destacadas fueron ‘Me agarro de la guitarra’, ‘Ciudad traicionera’ (con coda a lo ‘Que he sacado con quererte’), y ‘El vino y el destino’, canción antes del primer cierre. Pero antes de eso, una versión de ‘Las Seis’ totalmente deconstruída, tanto en lo musical como en lo conceptual. Una de nuestras canciones de fiesta por excelencia, convertida en un lamento íntimo, más allá de lo acústico. La interpretación de Joe lleva a otro lugar que no es el mambo interminable, si no a un rincón más sombrío, solitario y cañero. Para el final, ‘Callejero’ (con extractos de ‘Gimme the power’), una intensa ‘Hijo del diluvio’, y una versión a capela entre Joe y Nano de ‘Te abracé en la noche’, del cantautor yorugua Fernando Cabrera.

A más de una década del surgimiento de la nueva generación de cantautores nacionales, que se nutrieron de la trova, la Nueva Canción, y todo el catálogo de canciones de fogatas evocando la sonoridad de las cuerdas de nylon, hoy parece encontrar nuevos aires gracias a esta fórmula de fusión de personajes. Con el ego canalizado hacia la performance, donde Vasconcellos da clase magistral en las percusiones, siendo el ritmo que brota de las palmas de sus manos la guía de gran parte del repertorio; donde Stern hace ver fácil todo su tecnicismo en las cuerdas; y el tono refrescante de Ayala, que otorga un matiz urbano y popular. Si los MTV Unplugged siguieran con la vigencia de los 90, este show sería un fijo para la cadena estadounidense. Y una joya en nuestra historia músical nacional.

César Tudela
Fotos: Juan Pablo Maralla

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Alain Johannes y Electrodomésticos, entre los confirmados a La Cumbre del Rock Chileno 2018 1 semana 1 día
Tocatas Joe Vasconcellos Joe Vasconcellos en Bar El Clan 2 semanas 23 horas
Shows Ernesto Holman Ernesto Holman Etnojazz Trío + invitados: Larga vida al etnojazz 3 semanas 11 horas
Galeria Ernesto Holman Ernesto Holman Etnojazz Trío + invitados 3 semanas 14 horas
Videos kekoyoma Siento que me he sanado (con Joe Vasconcellos) 4 semanas 1 día