Ilegales: vigencia, rock y rebeldía

El conjunto español prepara su regreso a Chile

En Ilegales abunda experiencia de sobra. Durante su historia han vivido casi todo lo que dicta el manual rockero: éxito, reconocimiento, excesos, pérdida. Con la experiencia dada por las décadas de trabajo, vuelven a nuestro país, celebrando su vigencia de la mano de un reciente álbum de estudio y un aplaudido documental.

Jorge Martínez habla incluso antes de abrir la boca. Su presencia es severa, de alguien directo e incapaz de aceptar las dobles lecturas. Así ha sido también su carrera al mando del grupo asturiano. Con presencia en tres décadas distintas, el rock se ha convertido más que en un estilo de música, en un vehículo para seguir viviendo. ‘Si no luchas te matas’ es el nombre de una canción extraída de su reciente esfuerzo de estudio, titulado con un definitivo “Rebelión”. Lo del músico no es panfletario, su voz guarda una sabiduría del que ha estado en el lado oscuro de la moneda, usando las pellejerías como soporte de fortaleza.

- El nombre de tu banda cobra hoy un significado potente. En diversas partes del mundo está la discusión sobre la inmigración, con un fuerte sentido nacionalista por un lado; por otro, que promueve la integración. ¿Qué piensas al respecto?
- Exhibir una bandera y que todo el mundo vaya detrás funciona muy bien para generar una cortina de humo. La situación en algunos lados es de un callejón sin salida, las fronteras revientan de hambre. El político es una marioneta, pues todo es provocado por los señores oscuros de esos, que la política les repugna pero mueven realmente los hilos. El enemigo no es una cuestión de fronteras; el nacionalismo artificial sí, pues se transmite de manera tal que el pueblo pierda su conciencia de clase, es una enfermedad creada de manera artificial, de la derecha.

- Gran parte de tus letras llaman a la reacción, pero con una dosis que fortalece el discurso. Por eso, creo que tener un disco llamado “Rebelión” no es algo vacío.
- Siempre hemos sido una banda con un significado político. Cuando empezamos había mucha esperanza en el futuro. Hoy no hay avance. La sanidad pública ha pasado de buena a deficiente con el anterior Gobierno, llegando a las mismas manos que controlan los bancos; han recortado derechos laborales, la educación es menos pública y se favorece la privada, está la ley mordaza. Las masas se convierten en protagonistas de su propia historia cuando la paciencia revienta por abusos. La violencia es algo necesario, debemos saber cómo dirigirla.

Conversar y leer a Jorge Martínez es estar frente a alguien que disfruta vivir, que busca entregar un lugar más justo y que piensa siempre en lo colectivo. Reclama que lo inmediato del mundo de hoy ha dado como consecuencia una generación mansa, justo en momentos en que la reivindicación de derechos es necesaria. Por eso se siente orgulloso del reciente álbum de Ilegales. “La gente lo escucha de principio a fin sin cortes”, asegura entusiasmado.

- ¿Cómo crees que lograron eso? Hoy cada vez cuesta más que la gente escuche los discos completos.
- Perdimos repentinamente a un compañero (el bajista Alejandro Blanco), por lo que decidimos hacer música de inmediato. Era eso o deprimirnos. Las canciones tienen un tiempo rápido, porque hay momentos para ir lento pero hace falta ir rápido, que el mensaje cale con inmediatez. Es el disco más duro en la historia de Ilegales, es como una inyección: duelen, pero si se ponen rápido y con precisión, mejor.

“Rebelión” es explícito y aborda diversos temas: la homosexualidad (‘Mi amigo Omar’), alcoholismo (‘Mi copa y yo’), las drogas (‘No tanta, tonto’) y la muerte (‘El bosque fragante y sombrío’). “No me da miedo morir, es algo natural. Lo que me da miedo es no aprovechar ese tiempo, y eso que todos mis sueños infantiles se han cumplido”, afirma. La urgencia es parte del ADN de Jorge Martínez. Y la rebeldía, su luz.

Jean Parraguez




Tags



Ultimos Contenidos

Rock

{{ x.type }}

{{ x.title }}

{{ x.created }}