Se encuentra usted aquí

Purple

Purple

Purple

Miércoles 20 Julio, 2011

1994. Atlantic

Pocos grupos han sido tan exitosos y a la vez tan poco respetados como lo fueron los Stone Temple Pilots en 1992 con su disco debut, “"Core"”. Claro, un disco demasiado oportunista, con grandes éxitos como ‘'Plush'’, '‘Creep'’ o '‘Sex Type Thing’', pero que era demasiado plástico. Además, lamentablemente para ellos, aparecieron de la nada, por lo que parecían casi un producto pre-fabricado. Hasta el día de hoy, pocos los consideran una banda esencial o muy trascendente de la pasada década. Pero independiente de eso, independiente de todo lo repulsivo que pueda ser Scott Weiland en escena, independiente incluso de su silencioso y casi desapercibido adiós (el cual muchos tomaron como evidencia de que eran menos importantes de lo que se pensaba), habemos algunos que rescatamos gran parte de su material.

Sus últimos 2 discos fueron sólo regulares, pero el “"Tiny Music”... Songs from the Vatican Gift Shop" (1996) es grandioso. Sin embargo, “"Purple"” fue la auténtica joya que nos dejaron como banda. Y cuando digo joya, lo pongo a la altura de un “"Superunknown"”, de un “"Ten"”. Suena exagerado tal vez. Hay quienes se llenan la boca hablando de la banda de los De Leo. Pero pareciera que nunca han escuchado su música, en particular este “"Purple"”. OK, tal vez muchos de sus primeros temas fueron demasiado comerciales. Pero este disco suena totalmente distinto. Tal vez fue intencional, tan vez no. El asunto es que si nunca hubiese existido “"Core"”, Stone Temple Pilots igual hubiesen tenido un nombre. Y muy bien ganado.

El comienzo de ‘'Meatplow'’ ya es una bocanada de aire fresco. Ya no están esas guitarras tan gancheras, y se empieza a marcar el futuro estilo de la banda, con la guitarra de Dean mucho más suave y amable, con el bajo de Robert con un asombroso poder y protagonismo, y con Weiland cantando como Weiland, no como Eddie Vedder. ‘Ya no es un llamado a engancharte con la banda, sino es una invitación a seguir escuchando el disco. Los coros del cantante ya se comienzan a hacer más distintivos, a ganar una personalidad propia. Y la elegante batería de Kretz no acelera por acelerar, por el contrario. La guitarra de '‘Vasoline'’ parece ser tocada desde el fondo del océano, y con un nuevo trabajo perfecto de Kretz le iluminan el camino al vocalista, que consigue una de sus melodías más inolvidables. Uno de los éxitos más grandes de este disco, años luz de cualquier tema de “su debut”. Breve, poderoso y convincente. Si pudiéramos catalogar los temas o discos de ese año como la "“Generación del 94”", ‘Vasoline’ estaba entre lo más selecto. Y eso que en ese mismo año editaron sendos discazos tanto Pearl Jam como Soundgarden.

Una banda muchas veces se identifica con un estilo o un tipo de canción. Pero la gracia también es que cuando intenten cosas distintas, no parezca que están haciendo un papelón. Es precisamente lo que logran en ‘'Lounge Fly’', un tema muy oscuro, con algunas cosas que incluso pueden tener algo de Pink Floyd, adelantándose incluso a algunas cosas que posteriormente haría Radiohead. Claro, tiene elementos de esas bandas, pero el tema no llega a las alturas de las mismas. El que si los llevó bien arriba fue la monumental ‘'Interstate Love Song'’. Es probablemente la mejor canción de su historia. Tiene todo lo que los distinguió en sus mejores momentos: una irresistible melodía, un coro estilo Weiland, una onda media épica, y un trabajo de guitarras perfecto. Desde este disco en adelante, Dean grabaría casi todos los temas con 2 guitarras, una muy rítmica, de sonido más robusto, y otra más cruda, lo que le permitía hacer contraste notables. Ejemplos en sus discos posteriores sobran. Sólo escuchen '‘Sex & Violence'’ del “"Nº 4"” y van a entender de qué hablo.

‘'Still Remains'’ trae uno de los mejores momentos de Weiland en toda su carrera. Además de la melodía que logra, su voz se muestra interesante, con bastante más que ofrecer que lo que hizo para el primer disco. ‘'Pretty Penny'’ es un estilo de canción que no imaginábamos que Stone Temple Pilots fuese capaces de hacer. Sin efectos, sin solos, sin distorsión. Y lo mejor de todo, sin convertir el tema en una insoportable balada acústica y melosa, uno de los vicios de sus últimos discos (que Weiland llevó incluso a Velvet Revolver). Es pura delicadeza. Se agradece. Así como se agradece que tanta paz sea interrumpida por un tema tan power como '‘Silvergun Superman', con un protagonismo total del bajo de Robert De Leo. Aquí están las bases con las que trabajaron el resto de su carrera.

Claro, hubo cosas que no volvieron a hacer en sus futuros discos. Una de esas cosas fue un tema tan increíble como '‘Big Empty’'. El aire de “banda” que tienen las estrofas, con un aire íntimo maravilloso, se contrasta por un coro brillante, épico, inigualable. Es una canción que abarca demasiados espacios y tiene demasiadas dimensiones como para dejarla pasar y no volver a escucharla. Es un tema rico en ideas, en sonidos, en colores. Brillante. Por fortuna fue incluido en el recopilatorio “"Thank You”" donde sólo aparecen '‘Vasoline'’, '‘Interstate Love Song’' y la mencionada 'Big Empty'’ de este disco. udo estar '‘Unglued'’, una fantástica pieza de rock & roll. Otra vez, mostraron su camino futuro. Aquí están ‘'Tumble in the Rough'’, '‘Heaven and Hot Rods'’ y ‘'Hollywood Bitch'’, todas en una sola canción, de 2 minutos y medio. Muy simple, muy ganchera, más entretenida que cualquier otra canción del disco, y mostrando que sí se puede tener temas comerciales teniendo un estilo propio. ‘'Unglued'’ rockea tanto como el clásico '‘Crackerman’'.

‘'Army Ants'’ es otro temazo, que rockea con estilo, con convicción. Y con una personalidad envidiable. Aquí la banda te tira en la cara todos sus recursos. Bajo, batería y guitarras, todos están antes tus ojos haciendo un ruido infernal, y Weiland se pasea por todo el tema como el rockstar que siempre quiso ser y que pocas veces fue. Agresividad, pero no violencia. Ahí está el punto. Adrenalina, nada más. Otra joya, otra que vale la pena repetirse. ‘'Kitchenware & Candybars'’ es una balada ya más típica de STP. Pero la gracia es que tampoco es tan densa y tan molesta como uno podría esperar. Y después de tremendos temazos, bueno, es bien recibida. Para disfrutar, queda la canción escondida. La que habla del “second album, '12 Gracious Melodies”'.

Los Pilots tuvieron su peak de popularidad probablemente con su primer trabajo, pero su cumbre creativa fue “"Purple"”, tal vez un salto demasiado alto en comparación con su primer disco. Y tal vez le hizo una sombra demasiado grande al resto de su catálogo. Éste es el disco, esta es la banda. Como decíamos, “"Purple"” salió el mismo año que obras maestras como "“Superunknow"n” de Soundgarden, "“Vitalogy" de” Pearl Jam y el “Unplugged de Nirvana. Y de todas formas logró quedar en la memoria colectiva. Por algo será.

Juan Ignacio Cornejo K.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Stone Temple Pilots Videos: A 7 años del primer show de Stone Temple Pilots en Chile 1 semana 2 días
Videos Stone Temple Pilots Meadow (Audio) 3 semanas 4 días
Novedades Stone Temple Pilots Video: Así fue el primer show de Stone Temple Pilots con su nuevo frontman 3 semanas 5 días
Novedades Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots presentan a nuevo cantante y estrenan canción 1 mes 1 día
Novedades Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots agenda su primer concierto con nuevo vocalista 1 mes 2 semanas