Se encuentra usted aquí

Still Got The Blues

Still Got The Blues

Still Got The Blues

Lunes 11 Julio, 2011

1990. Virgin

El blues no conoce mucho de éxitos comerciales ni menos multiplatinos, es por eso que el lanzamiento del primer disco de la década de los noventa de Gary Moore tuvo todas sus miradas encima, más que nada porque el irlandés se estaba inmiscuyendo en el blues, género que parecía un tanto alejado para las toneladas de electricidad y la furia de sus solos. Siguiendo sus instintos, sacaba a la luz uno de los discos fundamentales del blues-rock de todos los tiempos como "“Still Got the Blues"”, placa que  llevaba a Moore por los pasajes más oscuros de la música del alma y que significó la salvación del irlandés, ya que vendería cinco millones de copias de este álbum, siendo lejos su mayor hit y una vuelta de tuerca a los veinte años que llevaba tocando rock. Nunca pudo repetir tal éxito con sus discos posteriores.

Pero eso le trajo sus consecuencias, ya que los rockeros de pelos escarmenados encontraban que su nueva faceta blues era bastante reciclable y que su apuesta solo reflejaba las ansias del dinero que nunca pudo ganar con el hard rock; por otro lado los bluseros más tradicionalistas veían horrorizados como la Gibson Les Paul sonaba más fuerte que la flying V de Albert King y cómo Albert Collins se prestaba para destrozar uno de sus éxitos más importantes como ‘'Too Tired'’, los fundamentalistas del género les costó mucho perdonar ambos sucesos.

Pero ante cualquiera de esas posturas, la nueva faceta del guitarrista le sentaba muy bien y sobre todo cuando interpreta clásicos como ‘'Walkin' by Selft'’ de Jimmy Rogers (el histórico guitarrista de Muddy Waters) donde nos muestra todo el hard heredado de su época Thin Lizzy con un riff que emula al original de Willie Dixon, '‘Hoochie Coochie Man'’ pero que simplemente la convierte en una canción de rock, con un coro y electrizante solo de guitarra. El single y el tema que alcanzara el puesto 83 en el Billboard, el corte '‘Still Got The Blues'’ la canción que eternamente se le atribuye a los cabarets y al striptease, por su tono cadencioso y ritmo sensual, es la esencia del blues que brilla como en sus mejores tiempos.

Gary Moore podía ser muy poderoso, pero también tenía su lado intimista, una forma de tocar el blues que a veces lo hacía tan frágil como delicado a la vez, en ese sentido la influencia de Peter Green, vocalista y fundador de la Fleetwood Mac, marca una tendencia en todos sus discos, en especial cuando realiza los slow blues, como en su obra maestra ‘"Midnight Blues’".

De los doce tracks, encontramos varios cortes que pertenecen a clásicos del blues quien no tuvo pudor en re versionarlos en clave rock. Si bien no tenía una gran técnica, su alma hablaba por sí sola, como una conversación constante entre el hombre y su instrumento, que en cada estiramiento de cuerda hacía vibrar hasta el más grande de los escépticos. Un disco que para los principiantes se convierte en un muy buen punto de partida, en el que podrán degustar de las mejores reservas del blues rock, una experiencia que por estos días se convierte en todo un clásico y uno de los hitos más importantes en la década de los noventa. Si Muddy Waters fue el precedente del blues eléctrico, Chuck Berry el antecedente directo del rock and roll, Gary Moore sería el puente que une el hard rock y el blues en pleno, un tipo que en vida consiguió casi la misma cantidad de fanáticos de lo que está música tiene alrededor del planeta… el blues llevado a los estadios, toda una hazaña del guitarrista.

Claudio Ibarra

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades George Harrison Retrospectiva: El último concierto de George Harrison 5 meses 2 semanas
Novedades Powerwolf Powerwolf estrena nuevo video lyric 2 años 2 meses
Novedades Nuevo video del DVD de GARY MOORE 5 años 12 meses
Artículos GARY MOORE: en vivo desde Barcelona, España 6 años 1 mes
Bioxs MOORE, GARY 6 años 2 meses