Se encuentra usted aquí

Lykaia

Lykaia

Lykaia

Martes 06 Junio, 2017

2017. UDR Music

No es un misterio el sonido que ha venido experimentando Soen desde su debut allá en el 2012. Su paradero inmediato son las densas progresiones de Tool, a estas alturas, tan características como veneradas. E influyentes: una gran cantidad de grupos han utilizado aquella plantilla rítmica para sus propósitos: Karnivool, Rishloo, Cire, Prisma, Chevelle. Desde entonces, con ya tres discos publicados –“Cognitive” (2012), “Tellurian” (2014), “Lykaia” (2017)- pocas cosas han cambiado. Joel Ekelöf sigue sonando como una evocadora mezcla entre Maynard James Keenan y Mikael Akerfeldt. Y claro, también siguen filtrándose cosas Opeth, debido al pasado de Martín López como baterista de los suecos por 7 años. Entonces, ¿qué decir de novedoso de este disco?

No mucho. “Lykaia” se presenta casi como el trabajo que consagra el sonido de Soen, como esa amalgama de influencias que desde el primer momento se les ha atribuido, sin ser mediocres en el intento, pero tampoco destacándose más allá de ellas. Sin ser malos músicos, de hecho son bastante virtuosos, siguieron componiendo en base a esa métrica muy calculada, muy prolija, característica de las bandas del neo-prog, que se quedan mucho en la forma y no en el fondo. En el espíritu de la música.

Las primeras tres canciones son el mejor momento del disco. ‘Sectarian’, ‘Orison’ y ‘Lucidity’, donde no les tiembla la mano para plasmar sus influencias: Opeth, Tool, Katatonia y hasta Pink Floyd. Como una declaración de principios. Ni más ni menos. Se rescata ese valor de reinterpretar un catálogo caracterizado por su perfección y complejidad, con el mismo profesionalismo y ejecución, pero queda esa sensación de querer escuchar algo distintivo y más propio. Ya no son la banda debutante, y teniendo una trayectoria de más años, se espera la distinción. Quizás ‘Jinn’ y ‘Paragon’ se desmarcan con sus atmósferas oscuras y sus detalles en las cuerdas, pero queda en eso, en un “quizás”.

¿Existe la progresión en cuanto a su sonido? Sí, se han vuelto más pesados, avanzando más en la dirección Katatonia que en la de Tool, pero no terminan de desprenderse de las referencias que marcan su sonido, por lo que se quedan a medio camino de lo que pretenden en ese aspecto. Por otro lado, en lo compositivo también se quedan a medias. Es como si no tuvieran más pretensión que sonar bien y correctos (lo logran), quedando al final de cada canción al debe, con la sensación que podrían haber hecho algo más, teniendo sobre la mesa el currículum de cada músico. Resultado: a la mitad de “Lykaia” ya todas las fórmulas parecen reiterativas y aburridas, sumado a lo extenso de las canciones, y el letargo de alguna de ellas, el viaje para llegar al final se hace agotador. Al final, quedan algunos detalles, algún riff llamativo, algunas percusiones interesantes, pero nada que termine por impactar, y que salde deudas que todavía tienen en cuanto a creación de un sonido más propio.

Es complicado que una banda con tantos argumentos para sorprender, logre una monocromía en su resultado. Todos los músicos de Soen son excelsos, pero se quedan en la ejecución de avanzada, con composiciones que quieren abarcar muchas cosas pero que al final no logran articularse para formar una unidad sólida. Aún hay lecciones que aprender de sus mismos mentores.

César Tudela

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Mikael Åkerfeldt planea un proyecto musical con Devin Townsend 1 mes 1 semana
Novedades Mikael Åkerfeldt responde: "Me encantaría hacer algo con Mike Portnoy" 2 meses 1 semana
Novedades Mikael Åkerfeldt es fanático de Aguaturbia 3 meses 2 semanas
Galeria Opeth Opeth 3 meses 2 semanas
Shows Opeth Opeth: cátedra de sonido 3 meses 3 semanas