Se encuentra usted aquí

Chuck

Chuck

Chuck

Jueves 15 Junio, 2017

2017. Decca

Escuchar "Chuck" es como ver "Trainspotting 2" y darse cuenta de que, pese a estar frente a una obra nueva, en el fondo se está presenciando una serie de guiños al pasado, a lo clásico. Roger Waters hace algo bastante parecido en su último disco, pero Chuck Berry va un poco más allá en su entrega final, anunciada el día de su cumpleaños 90, poco antes de que muriera en marzo pasado. El eco de 'Johnny B. Goode' retumba en las paredes de "Chuck" no una, sino dos veces. Berry la cita primero en 'Big Boys', tomando su estructura básica para convertirla en una historia sobre la parte más incómoda de la adolescencia, una prueba de que, incluso en su vejez, el pionero del rocanrol mantenía su afinidad con las emociones de la gente joven que se siente inadaptada, o sea, la mayoría. 'Johnny B. Goode' vuelve a la memoria en 'Lady B. Goode', una de las cuatro canciones en las que aparece ese mítico personaje, básicamente una reversión con la letra cambiada y dedicada a su esposa.

Además de ser una de varias citas al glorioso currículum de Chuck Berry, 'Lady B. Goode' invita a elucubrar teorías. Chuck Klosterman montó un ensayo en torno a la idea de que nadie ha encarnado mejor al rock que el mítico guitarrista, quien habría sido la más absoluta personificación del género. Si le seguimos el hilo, ¿entonces qué nos dice una canción como ésta, dirigida a su señora y grabada con su hijo y su nieto? Probablemente que el rock ya pasó a una etapa de menor efervescencia, aunque no por eso menos apasionante y valiosa. Incluso llega a ser refrescante saber cómo suena el amor de una pareja que estuvo junta por medio siglo. No es un asunto común en un panorama dominado eternamente por los jóvenes, y Berry lo trata de forma entrañable (una cualidad que se puede extrapolar a todo el resto del disco, para ser sinceros) en 'Wonderful Woman', donde una sosegada versión de sí mismo se deshace en elogios para su eterna compañera.

Se infiere que en "Chuck" ya no queda nada del músico pendenciero de antes, pero sí sobrevive una picardía que hace de '3/4 Time (Enchiladas)' y 'You Go to My Head' dos canciones estupendas para acompañar un par de tragos. El disco mantiene un tono reposado que llega a su extremo en 'Jamaica Moon', en resumidas cuentas, una versión pasada por cannabis de 'Havana Moon' en la que canta en patois, el coa jamaiquino. La cobertura R&B de la existencial 'Darlin'', en tanto, llega a ser tan plácida que recuerda a Fats Domino. "Chuck", que cuenta con participaciones de Tom Morello y Gary Clark Jr., deja en alto el nombre de su autor, un acto necesario después de años de shows seniles que sólo descorazonaban a su público, como el que dio en Chile el 2013, donde lo único rescatable era el brillo en sus ojos al tocar la guitarra, pese a que las manos no lo acompañaban, como tampoco el resto de sus habilidades. Este disco, en cambio, deja un grato sabor de boca. Pese a haber sido grabado entre 1991 y 2014, y a que Chuck Berry no pertenece a la época del LP, nunca suena como el típico álbum póstumo armado a lo Frankenstein. Probablemente esos vengan después. Por lo pronto, una linda y digna despedida.

Andrés Panes

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Prophets of Rage Prophets of Rage aborda la pobreza en Estados Unidos en su nuevo track 1 semana 6 días
Novedades Tom Morello Los favoritos de Tom Morello: Pearl Jam, Audioslave, Iron Maiden, Lady Gaga y más 2 semanas 1 día
Videos Chuck Berry Darlin' 1 mes 1 semana
Novedades Chuck Berry Recordando a Chuck Berry: Escucha su álbum póstumo 1 mes 2 semanas
Novedades Serj Tankian se unió a miembros de Audioslave para tributar a Chris Cornell 1 mes 3 semanas