Se encuentra usted aquí

Gustavo Cerati: Rock y guitarras

Gustavo Cerati: Rock y guitarras

La visión del medio local
Viernes 11 Agosto, 2017
Gustavo Cerati: Rock y guitarras

En esa eterna batalla entre el rock y el pop, el ex líder de Soda Stereo, uno de los músicos ineludibles del cancionero latino de todos los tiempos, encarnó un punto de encuentro donde ambas partes ven a un legítimo representante. Acá músicos chilenos que lo conocieron y trabajaron con él, y otros que siguen sus lecciones, hablan de su dimensión rockera, el talento instrumentista, su memoria prodigiosa, y la capacidad de hacer propias las ideas de otros, refinándolas en una discografía señera.

El 27 de agosto es el aniversario del debut discográfico de Soda Stereo, esa carátula donde aparecían dibujados como de cómic, muy ochentas y modernos. Producido por Federico Moura de Virus, es un punto de partida de efervescencia pop, donde Gustavo Cerati demostraba que su radar apuntaría siempre al mundo anglo. Los discos sucesivos del trío reflejaron un paulatino acercamiento al rock de distintas etiquetas, con un progresivo tonelaje guitarrero cada vez elaborado, cuyo máximo fulgor se concentra en “Canción animal” (1990), un disco donde el sonido de Cerati era un presagio del protagonismo que recuperaría la guitarra eléctrica en los noventa; “Dynamo” (1992) y su alto octanaje de distorsión y decibel, y las murallas sónicas de “Sueño Stereo” (1995). Como solista, títulos como “Bocanada” (1999) y en particular “Ahí vamos” (2006), fueron evidencias de que a pesar de sus coqueteos con la electrónica, las seis cuerdas eran su arma principal. Estilísticamente era capaz de pasearse por diversos estilos, desde el ska al shoegaze, mientras algunos de sus máximos referentes, sobre todo considerando su gusto por el delay, fueron David Gilmour y Andy Summers.

Jugaba con la zurda
El cantante y guitarrista Javier Barría apunta a un detalle revelador del estilo de Cerati. “Él era zurdo y tocaba como diestro. Entonces la mano que tenía más fuerza era la izquierda, y eso se nota en su tratamiento de las cuerdas. También tenía una escuela blusera, que debe venir del rock argentino de los setenta”. ¿Riffs memorables para Barría? “'(En) El séptimo día' y 'Primavera 0'”, responde, como también cree que su periodo en solitario no está a la altura de sus días con Zeta y Charly Alberti. “En “Ahí vamos” y “Fuerza natural” trató de recuperar ese rock de estadio de Soda”. En cuanto a su faceta haciendo solos, el artista nacional destaca la limpieza en la ejecución. “Me gustaba, lo encontraba bien pulcro, una técnica depurada. Ahora, los solos son prácticamente los mismos siempre. Pecaba un poquito de guitar hero cuando no era necesario, sobre todo en la última época de Soda”.

Fernando Milagros figura en el reciente homenaje de músicos chilenos al trasandino, con una versión de ‘Raíz’, canción de “Bocanada”. Aunque hoy es evidente la influencia de Cerati en su música, en la infancia su opinión era radicalmente distinta. “Cuando era chico no me gustaba nada, porque yo era más indie. Encontraba fácil el pop que hacía, era mi opinión de niño melómano. Pero lo vi en (el festival) SUE de 2004, y de repente empieza el concierto, y fue el que mejor sonó con una técnica increíble. Ver todos sus pedales y efectos, fue conocerlo en su quehacer, en el oficio. Me di cuenta que era un groso. De ahí en adelante, mil respetos”. Para Milagros, más que la técnica del argentino, le atrae la manera de acercarse al pop desde la guitarra eléctrica de filo rockero. “Tenía una forma sutil para trabajar el sonido, muy británico. Rescato cómo escribía y la elegancia para desarrollar ideas en los temas, con gran profundidad cuando se pone atención. Y de sus riffs, me quedo con lo que hizo en ‘Canción animal’, frases súper winner y atrapantes”.

Cerati melómano
Voz y guitarra en Electrodomésticos, Carlos Cabezas tuvo la oportunidad de conocer a Cerati, incluyendo un periodo donde el ex Soda trabajó en su estudio Konstantinopla algunos detalles del unplugged “Comfort y música para volar” (1996). “Un tipo encantador, muy llano y concentrado en su pega”, cuenta Cabezas, aunque reconoce que nunca fue muy fan del trabajo de Soda Stereo. “Un muy buen instrumentista, tocaba y conocía muy bien la guitarra. Culto en términos de referencias”. Para Cabezas la dualidad de guitarrista y cantante de Gustavo Cerati es una muestra de su talento por la naturalidad con que enfrentaba ambas tareas. “Llegas a pensar que es fácil, pero era complejo. Es muy valorable lo que hizo en términos musicales. Acá abrió maneras de familiarizarse con el rock en español”.

Felipe Llanos es un profesor de guitarra de la Escuela moderna de música de Chile, sesionista y músico en vivo que ha trabajado con artistas como Fernando Ubiergo y Nicole. En el periodo en que la artista chilena tuvo como productor al argentino, Llanos agregó algunos detalles en el material de la cantante, bajo las órdenes de Cerati. Ahí pudo apreciar que su cualidad melómana le permitía explicar qué deseaba en el estudio. “Tenía una aptitud tremenda para memorizar música. Se sabía los efectos de determinados artistas. Cuando te daba una instrucción, siempre hacía referencia a temas y guitarristas. Por ejemplo, le encantaba Focus. De hecho un tema de ‘Bocanada’ tiene un extracto de ‘Eruption’. No creo que llegara al plagio, sino que ocupaba la información”.

Marcelo Contreras

Puedes encontrar este contenido en nuestra revista.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Video: Coldplay sorprende versionando a Soda Stereo 1 mes 1 día
Novedades Soda Stereo Soda Stereo: Escucha "Signos" en su aniversario 31 1 mes 4 días
Novedades Gustavo Cerati Video: Grandes momentos de Gustavo Cerati en Chile 3 meses 1 semana
Entrevistas Mario Breuer: Alta fidelidad 4 meses 1 semana
Shows Soda Stereo Cirque du Soleil - Sép7imo Día: Un planeta con desilusión 4 meses 3 semanas