Vltimas

Something Wicked Marches In

2019. Season of Mist

Un supergrupo como pocos, Vltimas se ganó inmediatamente la atención del círculo del metal internacional no solo por sus reconocidos integrantes, sino que también por unos adelantos de su álbum debut que convencieron inmediatamente. Todo esto conspiró para que “Something Wicked Marches In” tuviera unas expectativas bastante altas, trayendo de vuelta al Death Metal a David Vincent tras su salida de Morbid Angel, contando con Rune “Blasphemer” Eriksen (ex Mayhem, Aura Noir) en la guitarra y el fundador y único miembro permanente de Cryptosy, el baterista Flo Mounier.

Con tres miembros tan importantes dentro de cada agrupación, se nota una amalgama de los sonidos de cada uno desde el principio con la canción que da nombre al trabajo. Riffs oscuros y siniestros van de la mano con la voz grave de Vincent y unos redobles de bombo de alta velocidad, dándole incluso una cuota de tecnicismo por ese lado. Con ‘Praevalidus’ ya ingresamos a una mayor intensidad y aceleración, trayendo recuerdos de Morbid Angel con una energía e impronta totalmente nueva. Mismo caso con ‘Total Destroy’ o ‘Truth and Consequence’, algunos de los momentos más directos del álbum, primando los blast-beats y, por ende, la aceleración sónica.  

Cortes como ‘Monolilith’ nos muestran el otro lado de este brutal experimento, con una estructura que presenta más cambios no solo en cuanto a lo instrumental, sino que también en la voz, mostrando algunos de sus siempre siniestros matices sin necesariamente quedarse en lo gutural. Recordemos la importancia que tuvo Blasphemer en la escritura del complejo y muy variado “Grand Declaration of War” (2000) de Mayhem. En este caso, si bien no hay sonidos tan vanguardistas, se nota que hay una composición compleja, que busca establecerse con un sonido más propio, posiblemente como una unión entre sus ya connotadas carreras, habiendo aspectos notorios de cada músico.

Es por esto último que cuesta definir “Something Wicked Marches In” dentro de un solo género. Claro, el Death Metal, claramente, puede primar, pero esas muestras de Black Metal de menor velocidad representadas con ‘Last Ones Alive Win Nothing’ nos alejan un poco del estilo principal, estableciéndose como una fusión interesante y brutal contenida en 38 minutos, cerrando con ‘Marching On’, quizás menos intensa para una conclusión, pero con un aura siniestra, altos niveles de complejidad y, posiblemente, el solo de guitarra más destacable del álbum.

Si nos vamos por una ruta fácil, podríamos decir que tenemos ante nosotros una fusión casi exacta entre el mencionado “Grand Declaration of War” o incluso “Ordo Ad Chao” (2007) de Mayhem, junto a “Domination” de Morbid Angel. Sin embargo, se nota que está esa intención de generar ruido por su propia cuenta, sin necesariamente quedarse en lo hecho alguna vez. Siendo su primer larga duración, puede que esa identidad siga en desarrollo, pero de todas formas, entregaron un producto variado, brutal y sólido, a la altura de semejantes músicos y compositores. El regreso de David Vincent al metal extremo no podía ser menos, adjudicándose con sus compañero uno de los mejores trabajos en lo que va de este 2019.

Luciano González




Tags



Ultimos Contenidos

Metal

{{ x.type }}

{{ x.title }}

{{ x.created }}